Jacques Yves Cousteau: Una vida dedicada al mar

A bordo del Calypso exploró los mares y océanos del mundo, hoy en día conocemos sus maravillas y las diferentes formas de vida que en ellos habitan. Gracias a sus documentales millones de personas admiran y se interesan por este vasto y profundo mundo del agua, llamado planeta azul.

Una vida dedicada al mar

Su gran pasión por la exploración submarina, lo llevó diseñar y probar todas las técnicas imaginables, este proceso  sentó las bases de la ciencia oceanográfica. Fue co-inventor de la primera escafandra autónoma que llamó Aqua-lung .

Cousteau y su equipo listo para una emersión. Bettmann Archive / Getty Images.

Cousteau nació el 11 de junio de 1910 en saint-Andre de Cubzac, Francia. Aunque en su niñez no era muy saludable, aprendió a nadar. Pero al principio no era fanático del mar sino del cine Y apasionado de volar.

A los trece años compro una camara y firmo la boda de un familiar. <terminó el bachillerato en 1929> y se graduó en la Escuela Naval de Brest. Quería ser piloto < pero en septiembre de 1936 sufrió un terrible accidente automovilístico por lo cual tuvo que ser hospitalizado debido a la gravedad de sus fracturas. al quedar sus dos brazos afectados todos los días nadaba para recuperarse.

Cuando cousteau vio por primera vez claramente con un visor de pescador al fondo marino e interactuó con los peces quedó cautivado. Este fue el inicio de una gran relacion con los mares y oceanos que duró para siempre. El decía a sus amigos “para observar bien a los peces, debe uno convertirse en un pez”.

Dentro de una caja sellada a prueba de agua coloca una cámara, y así firma su primer documental sub-marino. pero aguantar la respiración y firmar bajo el agua no es tarea fácil .

En junio de 1943 prueba un nuevo equipo de buceo, se sumerge en el Mediterráneo y logra respirar sin dificultad. Pero esta vez el equipo tenía una pieza nueva “el regulador”, el cual le permitió el desarrollo de la escafandra autónoma y bucear bajo el agua sin ninguna dificultad. Con esta primera inmersión nace el equipo Aqualung Cousteau-Gagñan.

EL CALIPSO.

Cousteau soñaba con tener su propio barco. Gracias a un amigo conoció su patrocinador. El británico Loel Guinness -quien le dijo- compre su barco y adaptelo a sus necesidades en mi artillero.

Obtuvo un viejo dragamina, un barco de fabricación estadounidense con casco de madera. Lo transformó y equipo con instrumento y aparatos muy modernos. Así nace el buque oceanográfico “El Calipso”.

Equipado con todo lo necesario en 1951 estaba listo para sus exploraciones marina: una cabina de formación subacuática, un montacarga, una torre de observación, una campana de buceo. Su primera exploración fue en el mar Rojo, para estudiar los arrecifes de coral.

El calipso explorando mares y océanos/Foto tomada del canal de YouTube de la Sociedad Cousteau.

De regreso a Francia lleva su primer filme a color, grabado a 5o metros de profundidad. En sus exploración lleva a varios científicos franceses y contó con el apoyo de algunas instituciones como: El Ministerio de Educación francés y La National Geographic Society, de Estados Unidos, quienes aportaron para realizar numerosas misiones en el Atlántico y el Mediterráneo.

Usando una cámara sub-acuática 1955, decide hacer un largometraje, llamado el Mundo del Silencio, que se convirtio en exito. Ganando en 1956 un Oscar en Hollywood, y un Palma de Oro en el Festival Cinematográfico de Cannes, Francia.

SU APORTE A LA CIENCIA   OCEANOGRÁFICA

Nace de sus investigaciones y exploraciones a gran profundidad ya que antes se estudiaba el mar desde la superficie. Dirigió por diez años el Centro Francés de investigación submarino, que después se llamó Centro de Estudios Marinos Avanzados (CEMA). y fue director del Museo Oceanográfico de Mónaco.

Para conocer mejor el mundo submarino, perfecciona técnicas para trabajar y vivir bajo el agua. creó un proyecto de casas submarina, diseño platillo sumergible a una profundidad de 350 metro, libre de sufrir de descompresión junto Jean Mollard y André Laban.

Platillo sumergible a 350 metro de profundidad

En 1970 comenzó a trabajar en un submarino SP3000, solicitado por el gobierno francés. Con una profundidad de 3000 metro, desde donde se podía ver la silenciosa vida de sus habitantes.

Pero cousteau no solo quería mostrarnos este inmenso mundo de agua, su belleza y espectacularidad. También su fragilidad y luchó incansablemente por su conservación. A Través de libros, documentales, conferencias entre otras actividades.

En 1965 hace su segundo largometraje “el mundo sin sol”. Este llamó la atención de un productor de Hollywood, David Wolper, este le propuso a Cousteau hacer documentales para la t.v. americana.

El cual les hizo algunas recomendaciones: inventar artefactos complejos, futuristas máquinas submarinas y modernizar la apariencia del calipso.

Aceptada la propuesta firmó un contrato con American Broad company. El 18 de febrero de 1967 sale del puerto de Mónaco, con el Calipso equipado desde un globo aerostático que firmaba desde lo alto, en silencio, dos sumergibles, un platillo de buceo y 15 cámara para filmar debajo del agua.

Este viaje fue una verdadera hazaña cargado de acción: en el cabo de nueva esperanza nado entre leones marinos, en el canal de Mozambique un tiburón de 7 metros de largo atacó un platillo de buceo y estudios la ballenas grises en bajas California.

Couteau presenta su primer documental Tiburones para la t.v. americana, alcanzando fama mundial él y su tripulación.

Pero en la vida de este afamado explorador, todo no era fama, gloria y viajes. En 1971 se suspendieron la construcción del Argyronete, por el Centro Nacional para la exploración submarina, el cual invirtió mucho dinero en este proyecto, dejándolo en precaria situación económica. Era un submarino de 200 metros de profundidad donde los buzos podían salir y entrar.

MÁS ALLÁ DEL MUNDO SUBMARINO

En 1974 crea en Estados Unidos la fundación Cousteau sin fines de lucro. En poco tiempo se habían asociados 110,000 personas. A través de su sociedad reúne fondos para continuar sus exploraciones y firmar documentales para la t.v. americana.

A Cousteau no solo le preocupa el mundo submarino, también la fragilidad de todos los Recursos Naturales de la tierra y la forma de como son explotado. Debido a esto, logró que varios países del mundo firmaran. El Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, Que se firma el El 4 de octubre de 1991 en Madrid, (España).

Este tratado consiste en no explotar la Antártida durante 50 años y proteger su fauna.

Pero algunos países como Australia y Francia (10 de octubre de 1989) propusieron a los países participantes que la Antártida fuera declarada Reservas o parque Natural. Aunque esta propuesta no prosperó. Pero podemos decir que gracias al tratado, La Antártida pudo ser salvada de la voracidad de esta insaciable especie de recursos naturales (el hombre).

Hoy la fundación Mundo silvestre les rinde homenaje recordando sus grandes aporte y su lucha incansable por preservar los recursos naturales de la tierra, Pero creemos que el mejor homenaje que les podemos ofrecer a nuestro admirado e incansable explorador de los mares y océanos del mundo, es imitarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *